Mi tocador

Pasión por el maquillaje.

Corrector Pro Longwear Concealer de Mac

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Hola!

He decidido hacer un parón en mi rato de estudio para hablaros de un corrector que seguramente ya conoceréis. Se trata del famoso Pro Longwear Concealer de Mac.

Antes de empezar me gustaría disculparme por la mala calidad de las fotos de esta entrada porque no sé qué demonios me pasa ultimamente que soy incapaz de hacer una foto en condiciones.

No me voy a extender mucho con la reseña porque sobre este producto hay muchísima información disponible por la red, de modo que sólo me voy a basar en mi experiencia de uso.

Mi corrector de cabecera desde hace tiempo es el Borrador de Maybelline, el de la esponjita redonda.  Para diario me va bastante bien a pesar de que me marca un poco las líneas de expresión pero bueno, creo que no existe el corrector perfecto y todos las acaban marcando. Se me queda un pelín corto en cobertura pero no es nada que no se pueda solucionar usando un precorrector debajo. El problema es que en verano no me aguanta absolutamente nada, desaparece de mi cara como por arte de magia.

Por ello decidí buscar otro corrector que me ofreciera más garantías en cuanto a duración y tras mucho meditarlo me decidí por adquirir uno de Mac, que le tenía ganas desde hace tiempo.

Aprovechando unos días de vacaciones en Granada aproveché para acercarme a la tienda Mac a echar un vistazo y a probarlo. La dependienta me asesoró muy bien y resolvió todas mis dudas así que me lancé a comprarlo. Lo compré en Julio, creo, y tras llevar unos meses con él os cuento mi experiencia. Mi tono es el NW25, del mismo tono que mi piel.

fotodos

El dosificador es ODIOSO. No entiendo cómo a pesar de las quejas de la gente aún no han solucionado este problema. Es imposible sacar una cantidad pequeña. Sale la misma cantidad que cuando usamos una base de maquillaje, por lo que se desperdicia mucho producto. En esta foto se puede ver todo lo que sobró tras haber corregido mis ojeras y algunos granitos.

fototres

Es un producto muy elástico, es decir, que cunde muchísimo y con una cantidad muy pequeña hay de sobra para aplicarlo en las dos ojeras.

En cuanto a cobertura en la zona de las ojeras está bien, aunque no me las cubre al 100% cuando me levanto sin haber dormido bien por lo que, en ocasiones me veo obligada a aplicar el corrector salmón  de Kryolan. Como corrector de imperfecciones sí que me gusta mucho. Todo lo que son granitos, manchas, rojeces…etc las cubre muy bien sin necesidad de aplicar ningún corrector cromático debajo.

Tiene un acabado mate y de muy larga duración. Lo empecé a usar este verano, en plena ola de calor y aguantaba intacto todo el día. Casi mejor que la base de maquillaje. Así que hace honor a su nombre y os aseguro que lo de Longwear es totalmente cierto porque dura y dura y dura…

Pero, al ser de acabado mate tiene un problema y es que marca muchísimo las arrugas de expresión. Y cuando digo muchísimo es muchísimo. Que conste que la dependienta me lo advirtió, pero aún así yo me empeñe en comprármelo. Qué le vamos a hacer, cosas de tauro, somos atascados por naturaleza. Si tienes dos líneas, con este corrector te van a aparecer catorce por lo menos ya que te marca las que tienes y las que aún están por salir. Bueno, es un poco exagerada la descripción. Pero bromas aparte, hay que hidratar mucho la zona del contorno para evitar que se cuartee el corrector y aún así no es suficiente. Siempre se acaba cuarteando y si lo sello con polvos el resultado es mucho peor. Al menos en mi caso.

También lo he probado como base de maquillaje. Al salir tantísima cantidad decidí intentar aprovecharlo y me lo apliqué por toda la cara, como si fuera una base. Tengo la piel grasa y me sorprendió mucho y para bien porque me aguantó mejor los brillos que cualquiera de las bases que he utilizado a lo largo de mi vida. Lo único malo es que me notaba la cara muy pesada, me lo notaba puesto. No sé si alguna vez habéis experimentado esa sensación de pesadez en la piel que provocan algunas bases de maquillaje, pues algo así.

En ocasiones en las que tenía la cara bastante bien y no me apetecía maquillarme mucho, lo he usado para cubrir ojeras, granitos y manchas trabajándolo mucho y con una ligera capa de polvos encima y el resultado también ha sido muy bueno. Me daba buen aspecto al instante sin necesidad de cargar la piel de producto.

Otro de los usos que le he dado ha sido como prebase de sombras. He visto a Jaclyn Hill utilizar este corrector como prebase en numerosas ocasiones así que yo no iba a ser menos y tenía que probarlo también. En mi párpado graso funcionaba bien porque no se me cuarteaba ni me salían pliegues y al mismo tiempo me unificaba el tono de la piel. En cuanto a la duración de las sombras bien, aunque en mi opinión no potencia tanto los colores como cuando usamos una prebase específica para párpados. Pero, dejé de utilizarlo con este fin porque tras dos o tres horas maquillada notaba los párpados muy pesados, llegando incluso a sentirme algo molesta.

El envase.

Como podéis ver en las fotos trae bastante cantidad de producto (9ml) por lo que me va a durar muchísimo. Pero, además del dispensador, tiene otro inconveniente y es el tarro de cristal. Y no es porque sea de cristal sino porque ese cristal en concreto es bastante más fino y frágil que el que se usa en otros productos cosméticos con lo que hay que tener mucho cuidado de no darle golpes para que no se rompa. Yo por si acaso lo conservo siempre dentro de su caja original, no sólo para protegerlo de golpes sino también para protegerlo de la luz directa del sol.

¿Lo recomiendo?

Pues no lo sé, depende de lo que vayáis buscando y de las necesidades que tengáis. Me parece un  muy buen producto pero si pudiera volver atrás en el tiempo no creo que lo volviera a comprar. Como he dicho antes, para correcciones en general va muy bien pero para mis ojeras que es para lo que más lo uso, me reseca demasiado. Al final acabo mezclándolo con unas gotas de contorno de ojos para conseguir un poco de hidratación extra.

Yo os aconsejo que os dejéis asesorar por las dependientas y no hagáis como yo, que lo probéis bien antes de comprarlo y que penséis si se adapta a vuestras necesidades. Es un producto caro (sobre 19€) y hay que estar seguras de lo que queremos antes de hacer un desembolso importante.

Y hasta aquí la entrada de hoy. Espero que os haya gustado y si os apetece compartir vuestras opiniones al respecto estaré encantada de leerlas por aquí o por las redes sociales. Nos vemos en la próxima entrada.

Bye!

Anuncios

4 comentarios el “Corrector Pro Longwear Concealer de Mac

  1. rocipici
    29 enero, 2016

    a mi este contorno me reseca un pelín asi que en la zona de la ojera me es imposible usarlo. Aprovecho para invitarte al sorteo que tengo activo en mi blog, espero que te guste y te quedes. Te espero.Besos

    Me gusta

  2. Coincidimos, me gusta pero hay que trabajarlo con cuidado porque marca y mucho. Aunque el tono que tengo yo me queda algo claro… pero bueno, tengo que gastarlo igualmente.
    Y si, el dispensador es una guarrería ¬¬

    ¡Un besote!

    Me gusta

    • Maria del Mar
      29 enero, 2016

      El dispensador es una pesadilla. No hay manera de controlar la cantidad de producto que sale. Deberían mejorar eso.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 23 enero, 2016 por en Reviews y etiquetada con , , , , , , , , , , , , , , .
A %d blogueros les gusta esto: