Mi tocador

Pasión por el maquillaje.

Consejeras de belleza

Foto: Perfumerías Tintín

 

Hola!

Después de no sé cuánto tiempo vuelvo a la carga con el blog. Ya no se me ocurre cómo disculparme por teneros tanto tiempo abandonadas pero es que me ha sido imposible dedicarle ni un solo minuto a redactar una entrada en condiciones.

En estos meses he hecho varias entrevistas para algunas empresas relacionadas con el sector del maquillaje y la belleza y me he encontrado de todo. Desde gente súper profesional y amable hasta gente que se las da de pro y el cargo le queda grande. Y como imaginaréis, es a este último grupo al que voy a dedicar unas cuantas líneas.

Ahora entiendo el porqué de las quejas de la gente cuando van a adquirir ciertos productos de belleza, no sólo porque yo como clienta también he sufrido su incompetencia sino porque al haber tenido acceso desde el otro lado, el laboral, he visto lo que realmente hay detrás.

Hay empresas a las que sólo importa el físico y la edad de las personas que van a contratar. No miran tu currículum y si lo hacen es por encima. Lo único que les interesa es que cumplas determinados cánones estéticos y que entres en una determinada franja de edad. No les importa qué formación tengas, qué experiencia tengas ni si eres o no válido para un puesto.  Lo primero que hacen en las entrevistas (después de mirarte de arriba a abajo) es preguntarte la edad y cuando ven que eres mayor de 30 te despachan rápido. Es más, se me ha dado el caso de un responsable que en una entrevista me recomendó que echara el currículum en otras empresas (que no voy a nombrar) porque según él allí “encajaría mejor”. En otros casos me ponían como pretexto que no tenía estudios de comercio…etc.

Resumiendo: no buscan gente adecuada al puesto, buscan vendedoras. Y les da igual que esas vendedoras no tengan ni la más remota idea de maquillaje o cuidados de la piel, sólo quieren gente que venda, que venda y que venda. Y no contentos con eso tienen la desfachatez de colgarles una placa muy mona en la que dice “Consejera de belleza”. ¿Hola?

Y claro, luego ves a estas consejeras de belleza y es para echarse a temblar. Algunas se aprovechan de la ingenuidad de la gente que no entiende de maquillaje y hacen lo que sea con tal de vender productos. No les importa absorber literalmente a una persona y convencerla de que compre cosas que en realidad no necesita o no son apropiadas para ella sino que además se vanaglorian de ello y fanfarronean de cómo usan su verborrea para convencer a la gente. Tener desparpajo y mucha labia para vender no es malo si las intenciones son buenas, pero cuando se le toma el pelo a la gente, no. Hay que tener mucho cuidado con esas personas que saben de todo y que en realidad no entienden de nada. No sé si sabéis por donde voy.

Una de estas consejeras me dijo que no vendía el kit de Contouring porque no sabía muy bien lo que era eso del “cunturin” ni tampoco sabía hacerlo. En otra ocasión vi cómo convencían a una madre para que se probara una base de maquillaje que en realidad era para su hija y se la vendieron en vez de decirle que tenía que venir la hija y hacerle la prueba de maquillaje a ella.

Otro día tuve que ver cómo aplicaban una base a una clienta con una brocha de lengua de gato a brochazos, como si estuvieran pintando una pared mientras le ponía una base más oscura que el cuello y le decía que las bases tienen que ser uno o dos tonos más oscuras para poder coger un poquito de tono, para darnos un poquito de color. Así, con un par.

Foto: Galería de Pinterest

O aquella ocasión en la que una chica le aplicó el corrector a una señora dando unos toques tan exagerados que yo pensé que le iba a hundir la esponja en las ojeras.

También he visto cómo recomendaban una base matificante a una señora con piel madura sin saber que las pieles maduras con los años tienden a resecarse y necesitan justo lo contrario, productos que hidraten y proporcionen elasticidad.

Ah, que ya se me olvidaba. Un día en que una “consejera” hizo una prueba con una base de estas que tienen gotero, tipo sérum, y en vez de ponerse un poco en el dorso de la mano e ir cogiendo de ahí, echaba chorreones en la cara de la clienta y éstos iban resbalando por la piel. Faltó un pelo para que le cayera una gota en la ropa.

Y lo del tema de la higiene…eso ya me hierve la sangre.

Por favor, cuando vayáis a una tienda o un stand y os vayan a probar algún producto fijaos bien en las herramientas. Las brochas y pinceles han de estar limpias o al menos las deben limpiar delante de vosotros. No permitáis que os apliquen una máscara de pestañas si no es con un goupillón desechable, ni una base o corrector con una esponja que ya han usado previamente con otra persona. Si os prueban un lápiz de labios o de ojos tienen que sacarle punta delante de vosotros. Cuando os prueben un labial o un gloss han de hacerlo con un aplicador desechable y si lo hacen con pincel, no sólo ha de estar limpio sino que no lo deben introducir directamente en el labial.  Si no hacen nada de esto no permitáis que os prueben los productos!

Esto sólo es una pequeña parte de lo que han visto estos ojos pero no pretendo generalizar, también hay gente muy profesional y empresas a las que no les importa ni tu talla ni tu edad. Y eso es de agradecer porque a la hora de la verdad, la buena o mala formación del personal hace que un cliente se vaya satisfecho y vuelva o que salga espantado y no quiera saber nada más de la empresa.

No quiero dar nombres ni de las marcas o franquicias que trabajan mal ni tampoco de las que trabajan bien. Simplemente me apetecía tratar el tema de la falta de profesionalidad que por desgracia hay en una parte del sector puesto que yo he podido ver las dos caras de la moneda. Tanto de gente muy válida y bien formada como de gente que se las da de pro y son unas auténticas ineptas. Bueno, no quiero ser tan radical ya que algunas chicas hacen las cosas mal por ignorancia y sin ninguna mala intención, pero en cualquier caso me indigna. Porque hay muchas maquilladoras y muchas esteticistas en paro como para que ciertas empresas se permitan el lujo de contratar a gente que no sabe con tal de vender a toda costa.

Creo que en ciertos sitios se deberían plantear seriamente lo del acoso y derribo al cliente y centrarse un poco más en ofrecer una buena atención y un correcto y eficaz asesoramiento. Eso es lo que realmente gusta a la gente y lo que hace que vuelvan y no las vendedoras que van a la caza y captura.

Espero que os haya gustado y nos vemos en la próxima entrada. Si queréis me podéis seguir a través de mi Twiter o también por Instagram, que estoy un poco más activa. Y por supuesto, os podéis poner en contacto conmigo por correo electrónico.

Bye!

 

 

Anuncios

4 comentarios el “Consejeras de belleza

  1. Nunca he estado en el lado del que nos escribes pero como clienta tengo también un puñado generoso de anécdotas. Después muchas veces se preguntan porque la gente se lanza a la compra on line…

    ¡Un besote!

    Me gusta

    • Maria del Mar
      30 marzo, 2017

      Exacto. Pero ojo, también está la clienta listilla sabelotodo que pretende ir de experta y dudar de todo lo que haces o dices y te tienes que callar y sonreir amablemente cuando lo que verdaderamente te apetece es decirle cuatro cosas ajajajaj

      Me gusta

  2. María Monedero
    12 abril, 2017

    Más cierto imposible…

    Y con calma. Más vale poco y bien que publicar cualquier cosa… o al menos eso pienso yo, que estoy igual que tú ahora mismo XD

    Abrazote grande

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 24 marzo, 2017 por en Otros y etiquetada con , , , , , , .
A %d blogueros les gusta esto: